El 5G es más que una nueva generación de telefonía móvil. Hay quienes, incluso, la califican de “revolución tecnológica” por sus numerosas e increíbles posibilidades, que influirán, sobre todo, en el ocio, el Internet de las Cosas, los coches conectados y la medicina.

Las dos primeras generaciones hicieron posible el uso de los teléfonos móviles, que supuso entonces un gran salto respecto a los teléfonos fijos. La tercera, trajo Internet y los volvió “inteligentes”, los llamados smartphones. La cuarta continuó esta línea de mejora, perfeccionando la experiencia de usuario y aumentando las capacidades. Tanto que hoy podemos hacer prácticamente cualquier cosa desde el móvil.

La quinta, también llamada 5G, ya ha llegado para quedarse. Hace escasos días, el pasado 1 de septiembre, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, anunció el encendido de su red 5G en España que a finales de este año 2020 habrá alcanzado al 75% de la población nacional.

“Para todos, sin excepciones”, recalcó el presidente, y “En todas las Comunidades Autónomas”. De este modo, la combinación de la fibra óptica y del 5G convertirá a España, en cuestión de semanas, en el país más hiperconectado de Europa, gracias a esta tecnología emergente que promete cambiar nuestro modo de vida.

¿En qué consiste exactamente? ¿Cuáles son los beneficios del 5G?

Las posibilidades de su aplicación son tan diversas como ambiciosas. A nivel de usuarios particulares y de compañías, el 5G aumentará la velocidad de Internet a una cantidad inusitada, difícil hasta de imaginar. Hablamos de milisegundos.

Por ejemplo, podremos llegar a descargar una película en solo un segundo, seguir las retransmisiones deportivas desde cualquier ángulo de la cancha, como si estuviéramos allí presentes, y jugar desde el smartphone con la misma fluidez que desde el ordenador o una videoconsola.

Todo ello es posible también gracias al Edge Computing, una de las tecnologías que definirá y supondrá una revolución en nuestra manera de conectarnos a Internet, más veloz.

El Internet de las Cosas

Sin embargo, esta velocidad no será exclusiva para el ocio, claro. Las empresas también notarán un incremento muy significativo de su conexión a la red. Incluso, verán, por fin, cómo se conectan los dispositivos electrónicos entre sí de manera notable.

Lo que llamamos Internet de las Cosas (IOT), y que lleva algún tiempo dando sus primeros pasos, experimentará un desarrollo enorme, volviendo las máquinas y electrodomésticos “inteligentes”.

El auto conectado

Otro de los principales ámbitos de acción y beneficios del 5G es el de los automóviles conectados que cuentan con la capacidad de mejorar su conectividad para ofrecer grandes ventajas al permitir recordar al usuario dónde aparcó el coche; enviar de forma automática alertas si ha sufrido un avería, o recomendaciones sobre las rutas más óptimas en función del tráfico o los radares.

Con el 5G, no solo dispondrán de wifi, como ya existe actualmente en algunos casos, sino que se podrán llegar a conectar con el entorno que los rodea: con los semáforos, para saber cuándo se pone en rojo de repente, con otros vehículos, para no chocar, e incluso de alertar de la presencia de ciclistas y peatones cercanos.

Esto abre la puerta a los ansiados autos autónomos, capaces de dirigirse solos y que, hasta ahora, se encuentran en niveles experimentales y asistidos.

La medicina

El ámbito de la salud también se verá especialmente afectado. El 5G no solo permitirá monitorizar con extraordinaria rapidez a pacientes en riesgo, por ejemplo, con relojes o wereables, sino que brindará la posibilidad de operar a distancia.

Ya se han realizado algunas operaciones utilizando esta tecnología, como esta endoscopia digestiva desde Málaga, en la que participó un doctor japonés desde su hospital, a más de 11.000 kilómetros de distancia.

Quizá, con el tiempo, también puedan beneficiarse otras herramientas, como las ambulancias, y contar con 5G para hacer diagnósticos por imagen y teleasistencia, o los drones puedan transportar desfibriladores, en casos de necesidad.

Todo ello, que parece tan lejano e inaccesible, empieza a considerarse con la llegada del 5G. No es de extrañar, por tanto, que se hable de una auténtica revolución tecnológica que ya ha llegado para quedarse.

 

Originalmente publicado en: https://blogthinkbig.com/beneficios-tecnologia-5g

Compartir: